Cómo afecta una dieta saludable

Sin lugar a duda, una dieta saludable afecta directamente nuestro estado físico y emocional, una buena alimentación siempre nos afectará de forma positiva  ya que existe una relación directa entre la correcta alimentación que llevamos y nuestro estado de salud. Cabe recalcar que la  salud no solo es la ausencia de enfermedad sino que abarca otros parámetros como, nuestra calidad de vida, el ambiente que nos rodea, los hábitos de vida que llevamos, nuestra actitud hacia los factores externos en general. Es por todo lo anterior que debemos de tener siempre claro que una alimentación saludable va a repercutir en todos nuestros ámbitos de vida, tanto en nuestro bienestar físico, emocional y social.

  • Bienestar físico

Una dieta saludable siempre tendrá un efecto positivo en nosotros ya que los alimentos que ingerimos influyen principalmente en la prevención de enfermedades, como: La diabetes, enfermedades cardiacas, hipertensión, resistencia a la insulina, problemas al hígado, entre otras enfermedades. Pero por otra parte una buena alimentación nos asegura un buen rendimiento físico.

  • Bienestar social

Una alimentación saludable está incluida en  todas aquellas cosas que inciden de manera positiva para que nosotros, nuestra familia, nuestra comunidad, podamos alcanzar el objetivo de tener una buena calidad de vida. Un cambio social siempre iniciará en nosotros. Si comenzamos a tener una dieta saludable todo nuestro ser se verá alterado de manera positiva, empezaremos a tener una mejor actitud con nuestra familia, nuestros amigos o compañeros de trabajo, lo cual quizás los motive a realizar también ese cambio en su vida y empezar a llevar también una dieta saludable.

  • Bienestar psicológico

Una dieta saludable nos ayuda a sentirnos bien, pues en el intestino existen muchas terminales nerviosas que envían información al cerebro y por lo tanto, nos ayuda a mantener bajo control las emociones. Llevar una dieta suficiente en micronutrientes, con buena cantidad de fibra soluble, probióticos y agua, es un mimo a nuestro aparato digestivo y al segundo cerebro del organismo. En realidad todos los alimentos que consumimos influirán en nuestra “salud mental”, ya que “una alimentación correcta es muy importante para un adecuado desarrollo de nuestro cerebro y por tanto para la realización de todas las funciones intelectuales y anímicas que en él se asientan.

Recuerda que lograr nuestros  objetivos depende exclusivamente de nuestra  voluntad y compromiso con nosotros mismos  empezar por tu dieta y comer saludable es la mejor decisión que puedes tomar ya que los beneficios son muchos y los perjuicios ninguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *